El otro día dejaron de funcionar otra vez Instagram, Facebook y WhatsApp. Como siempre, Twitter fue la única red social que nos salvó a todos.